.12: ser nadie

Algo que me pudre de la vida en la ciudad es que con el paso del tiempo pasamos al anonimato, pero no a un anonimato real y consciente, sino que a un anonimato auto impuesto.

Funciona así: conocemos gente nueva constantemente, y vamos ganando y perdiendo amigos y conocidos. Con el paso del tiempo, empezamos a ver que los amigos de verdad son pocos y los conocidos por algún interés en común son muchos (por trabajo, por estudios, por salidas) y eso nos lleva a que cualquier persona que no caiga en cualquiera de esas dos categorías las ignoremos completamente.

Entonces tratamos mal a la gente en el supermercado, en la cola al cine, en los lugares públicos, en los bailes, y pensamos "total, no los voy a ver más, son completos desconocidos, no me interesa tratarlos bien" pero no entendemos que tratar mal a otros también es tratarnos mal a nosotros mismos, porque así como el resto del mundo se va llenando de Anónimos que no consideramos como personas sino como objetos, nosotros también nos vamos convirtiendo en un Anónimo ventajero y cerrado de mente como cualquier otro.

Cuidado con sentirse diferente de los demás, y sentir que son menos: en verdad, terminas convirtiendote a vos mismo en menos que los demás.

13 gotas del charco:

Haciendo Catarsis. dijo...

No puedo creer que haya gente que haga eso.. aunque no conozcas a una persona no existe tratarla mal.. yo el unico anonimato que vivo es el del blog, por autoproteccion.. tengo mis motivos.. pero despuès, creo que no soy una anonima, sino yo.. y doy la cara ante mis acciones :)

No somos mas ni menos, simplemente todos diferentes


Besotes!!

Piyuj dijo...

Hay limites, digo tampoco uno va a tener el mismo trato con desconocidos, esta claro que de ahí a menospreciar o tratar mal hay una distancia.
Yo por lo general en primera instancia soy bastante indiferente, ni amable, ni sorete, solo indiferente.
Después cuando uno empieza a interactuar más va dependiendo de la persona, aunque por lo general antes de tratar mal opto por ignorar a la gente conque me molesto (cosa que a veces jode más que menospreciar, pero bueno).

Saludos
Piyuj

RoMa dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO.
no podrias haberlo expresado de mejor manera.
Es asi, uno se choca con mucha gente en la vida... por suerte esta bueno tener en claro quienes son nuestros verdaderos amigos. A mi me costaba mucho, confundia a los "conocidos" con amigos... oh grave error...
Pero con el paso del tiempo una se va avivando y sabe distinguir..
Est abueno, porque todo sirve apra aprender.

Besones!!!!

>> a l e x i s dijo...

Eh... nop.
No estoy de acuerdo, al menos en mi caso eso no se da. Porque no sean conocidos o no sean amigos no pasan a ser menos que nadie.
Creo que lo que decís va más por el lado del egoísmo, y es verdad, en muchos casos la gente se preocupa por su entornito y los demás a la mierda. Pero no hay que ser así, no hay que mirarse el ombligo porque eso no te lleva a nada.
Así pasa que la gente ni se preocupa por los desconocidos porque piensan que va a venir otro a hacerlo.
Ayer, caminando por 18 de julio en una esquina venía cruzando la calle un ciego y NADIE lo ayudó hasta que me arrimé con otra señora.
Me quedé pensando en eso también porque hacía unas semanas, también por el centro y en una esquina me pasó algo bien parecido con otra persona ciega.
La cosa está en que todos se miran el ombligo y nadie piensa en los demás.

Anónimo dijo...

Comportándonos de esa forma hacemos que el otro se comporte igual, pero a fin de cuentas a mi no me interesa que alguien que no conozco piense que yo no soy nadie o no valgo nada, debe ser por eso que no me interesa tratar con algún desconocido, más alla de ser cortés, no porque no me interese voy a tratarlo mal.
saludos :)

Luna dijo...

Generalmente soy educada con los desconocidos, salvo que ellos me traten mal. En este caso puedo ser realmente odiosa.
Saludos!

JuanT dijo...

Alexis, lee de vuelta lo que escribí, porque lo que decís es exactamente lo que yo digo: la gente se vuelve egoísta, y creen que eso es bueno o normal. Lo que vos hacés no es lo normal, a la gente no le interesa andar ayudando, le interesa llegar del principio al final del día con las menos molestias externas posibles.

Cece dijo...

La sociabilidad en la city adopta comportamientos desconcertantes, y bastante ridículos. Anomimato, indulgencia, indiferencia.

Seríamos todos más sinceros si para caminar por la calle nos pusiéramos una careta del pato donald.

Fabio dijo...

Pues si... el hombre se va devorando al hombe, y en ese inconsciente colectivo vamos haciendo un gran círculo vicioso donde escapar se puede hacer muy difícil... por suerte hay gente com tú que reflexiona en estas cosas... cada día la gran urbe de cualquier país se convierte en eso... un crisol de mezquindad, egoísmo e indifernecia
un saludo

tan versátil como acústica dijo...

el tema es la falta de contacto con la tierra. no sé si las relaciones personales padecen eso, pero creo que esas actitudes que señalabas nacen de que no se siente lo propio como propio, no sé si me expliqué.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

totalmente de acuerdo contigo... es así nomás. Me alegró conocerte compatriota.

Bsss.

t0M dijo...

fa, comparto todo lo dicho... y hasta admito ser parte de esas personas que, si bien no tratan mal a nadie, mantiene una distancia... pero es que soy tímida :P

saludos!

RoMa dijo...

ya pronto hare uno
:)
oh muse..

besones